En demasiadas ocasiones repetimos frases sin pararnos demasiado a pensar sobre su solidez.

La frase “LA SEXUALIDAD ES NATURAL” se repite una y otra vez como una verdad inamovible, como una manera de asemejar “lo natural” a lo bueno o a lo saludable.

Además, en esa frase se utiliza el concepto “sexualidad” de un modo equivoco, más bien equivocado.

Creo que se me ha visto el plumero, la frase me pone nerviosito.

Con dice Jack El destripador, vayamos por partes.

“NATURAL” NO SIEMPRE ES SINÓNIMO DE BUENO.

Quien tenga ganas de llevarme la contraria que se tome un zumo de veneno 100% natural y luego hablamos.

Lo natural seria morirse por una infección de una caries o por una astilla clavada en la planta del pie. El paleolítico era tope natural y la gente se moría en una semana por una sepsis resultado del arañazo de una zarzamora mezclado con la roña de su cuerpo.

La sexualidad de los primeros sapiens era tope natural…y si no estás comiendo, ya te puedes imaginar la naturalidad de los genitales hasta el momento histórico en que la ducha se convierte en una rutina posible y diaria.

Internet, ir al psicólogo, las novelas, la calefacción, cantar a grito pelado una canción de Los Suaves bajo una ducha caliente embadurnado en jabón NO es natural, y a mí me parece bien. No es natural, pero es muy bueno, es genial.

Ni el yogurt natural, es natural.

Rota la asociación entre natural y sano (o bueno o lo que tiene que ser), paso a defender mi primer enunciado, afirmando que la sexualidad no es natural. Ojo a la cursiva de la palabra sexualidad.

LA SEXUALIDAD ES OTRA COSA.

La mayor parte de la gente cuando dice “sexualidad” se refiere a cosas que se hacen con los genitales propios o ajenos, en soledad o compañía.

La sexualidad (ahora sin comillas) es un concepto más amplio y complejo.

Lo correcto sería hablar de sexualidades, es decir hablar de las diversas formas de vivirse como seres sexuados. Tantas como biografías.

Es decir, la sexualidad no tiene nada que ver con copular o masturbarse. Tiene que ver con una serie de vivencias que van cambiado, a veces muy sutilmente, a lo largo de la vida.

Las personas nunca perdemos esa forma única de sentirse sexuado, con independencia a lo que uno haga o no con sus genitales. La sexualidad no puede desaparecer ¿se entiende?

No hay dos niños/as iguales, ni dos sexualidades iguales.

Los padres o madres que dicen eso de que “yo a mis hijos les he educado igual”, por favor que guarden silencio me duele la cabeza. #risasenlatadas

No es lo mismo ser el pequeño, que el mayor, no es lo mismo llamarte como tu padre o no, no es lo mismo haber nacido en un momento histórico que en otro, no es lo mismo ser guapo que feo…NADA ES LO MISMO y por tanto no hay dos vidas iguales, ni dos sexualidades iguales.

No existe una biografía natural; porque la vida del ser humano serpentea por autopistas, carreteras y caminos, que nos llevan a ciudades, pueblos y aldeas que tampoco son naturales, porque están llenas de Instituciones educativas, religiosas, sanitarias, legislativas, ejecutivas, judiciales, policiales, culturales…

 

TEATRO; EL ENCUENTRO SEXUAL ES PURO TEATRO.

Ya lo dice el bolero: Lo tuyo es puro teatro, cantaba La Lupe.

Realmente lo que yo quería afirmar y defender es que un encuentro sexual es un encuentro teatral. Y a mí me parece pero que muy bien; el teatro y el cine son maravillosos.

Somos actores y actrices y lo somos siempre, también en la cama, y más sobre o contra la lavadora.

No hay un oficio más “antinatural” que ser actor; el artificio de representar lo que no somos y lo que no sentimos.

En el encuentro erótico se representan papeles, se eligen escenarios, se gime sin necesidad, se entornan los ojos…se actúa.

No me paro aquí, pero el Marqués de Sade murió arruinado (entre otras vicisitudes) por su afición a financiar obras de teatro. El mal conocido Marqués, fue pionero en la asociación entre teatralidad y erotismo. Quien quiera saber más le animo a leer El Marqués de Sade. Una vida, de la escritora Francine du Plessix Gray (2002).

En el encuentro sexual hay atrezo que apoya la escenografía, velas o bombillas, colchones decorados con pétalos de rosas o ascensores detenidos entre dos pisos.

También hay “decisiones”. Decidimos si yacer sobre la cama o sobre el suelo, o si nos acariciarnos mirándonos a los ojos a través de un espejo o si copulamos sobre el capó de un coche o si se parecerá a un acto gimnástico o a una danza.

Decidimos si nuestra película tiene banda sonora o solo el sonido ambiente. Si está permitida por la norma social o religiosa o no.

Decidimos sobre la iluminación, el grado de “romanticismo” o sobre la delicadeza o no, de cada uno de los gestos y los fotogramas. Si hay humor o drama.

Pero haya lo que haya, hay un fotograma y luego otro, una imagen capaz de trasportarnos a una vivencia sexual irrepetible, para bien o para mal.

Una mala escena, puede echar por tierra toda una película. (Lo he dicho, y no estoy de acuerdo, tengo que pensarlo más). Quizás los espectadores, los actores, los directores, chicas o chicos, debamos acostumbrarnos a la imperfección de la obra teatral completa.

 

Hay un cerebro que elige, que se abre paso y crea una obra teatral irrepetible.

Piénsalo. Podemos por ejemplo copular sin gemir. O podemos besarnos con los ojos abiertos como platos.

Normalmente no lo hacemos, porque si gemimos o cerramos los ojos la posible magia es más mágica.

 

LA TEATRALIDAD NOS METE EN EL PAPEL Y NOS HACE SENTIR MÁS…NOS HACE HACERLO MEJOR.

Los actores y actrices emplean la expresión de “meterse en el papel” como una forma de sentir lo que siente el personaje, y como sinónimo de “hacerlo bien”.

Meterse en el papel, no es impostura o histrionismo, es representar la naturalidad.

Cuando vamos al encuentro sexual tenemos que saber qué papel queremos representar. No se trata de ir con un guión, pero hay que saber qué historia quieres contar. ¿Quién eres? ¿Quién es el otro? ¿Cuál es la historia?

Este artículo es una herramienta para clientes del servicio de Sexología que tienen miedo del encuentro erótico, porque se suben al escenario pensando que la naturaleza no funciona, pensando que solo somos cuerpo, que “la sexualidad es natural”.

 

Podríamos decir eso de sin símbolos, no hay paraíso.

 

El encuentro sexual es un artificio, pero que no sea natural, no significa que no sea verdad.

El teatro y el cine, es verdad. El cine es realidad a 24 fotogramas por segundo decía el cineasta Jean Luc Godard.

Quizás el teatro es más verdad que el cine, porque lo que sucede en el escenario no se puede repetir, y eso se parece más a la vida. El cine se queda maravillosamente enlatado para la eternidad; el teatro, sin embargo, como la vida…desaparece sin dejar apenas rastro.

Tus creencias, tus gestos, tu forma de respirar, de mirar y tocar, de vestirte y desvestirte …de representar la obra que quieres hacer realidad,requiere una actitud precisa que sólo tú puedes encontrar. Tu actitud es verdad.

Como las obras de teatro, no suelen ser monólogos, acuérdate también de facilitar la representación a tu compañero/a; si ves que se pierde ayúdale con tus gestos a volver a la escena. Dale confianza con tu cuerpo, con tu cara…ayúdale con un gemido o con una mirada que le recuerde quién quiere ser, quien es…

No vais a solucionar casi nada “hablando de sexo”; mejorareis ensayando, trabajando la actitud, la presencia sobre el escenario, la complicidad…improvisando cuando veáis que una escena no termina de funcionar😉

¿Entonces hay que fingir? ¿tenemos que ser lo que no somos? ¿lo que siento es mentira? ¿el espectáculo debe continuar? ¿Quién soy realmente?

Ya sabes que todos los psicólogos, y más los sexólogos, somos un poco gallegos…

¿Tú que crees? ¿Qué te hace sentir lo que has leído? ¿Has pensado algo nuevo?

The following two tabs change content below.
Soy Experto en Psicoterapia Breve. Licenciado en Psicología en la Universidad Complutense de Madrid y Master en Sexología por la Universidad de Alcalá. Estoy acreditado oficialmente como Psicólogo Experto en Coaching (PsEC)® Nº 69 Madrid. Hago Psicoterapia Breve Centrada en Soluciones en consulta privada, doy clases y escribo. Si quieres más información estaré encantado de atenderte.

Latest posts by Miguel Roa (see all)