Me voy a meter en un jardín con ánimo de cultivar unas cuantas flores.
Los que me conocéis personalmente o como psicólogo –sexólogo– sabéis que aunque soy provocador, no me gusta la polémica. Como decía Antonio Machado:

Soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.

Levanto las manos en gesto de rendición antes de empezar frente a las personas militantes en la izquierda o derecha que se sientan aludidas.
Si lees el texto, con el mismo cariño con el que está escrito, seguro que terminamos siendo amigos/as. Voy a intentar explicarme, por favor trata de entenderme.

Para mí mi ideología es muy importante, tengo claro a quién votar y lo que pienso, pero cuando hacemos educación sexual o terapia sexológica debemos hacer pensar, y no adoctrinar.

Solo quiero hacerte pensar…levantar un poco la tapa de la olla…para que salga el vapor de agua…suba al cielo…haga nubes…y riegue las flores.

Hablar de sexualidad es muy complejo. Por eso utilizo el recurso de la lista de 22 titulares (Ideas).

Sé que algunas líneas planteadas requieren de más debate y matices, pero no se me ocurre una manera mejor de explicar lo que quiero revelar.

1. Sexualidades hay muchas, tantas como biografías. Todas son únicas y valiosas.

2. La cultura, la religión, la economía, las modas, la pornografía, la ideología… son la tierra donde se cultiva la sexualidad de cada persona.

3. Las ideas sobre la estética de los cuerpos, sobre lo que se hace o no con ellos, sobre qué se toca y cómo, sobre el amor, el erotismo, la pareja, la identidad sexual y la orientación del deseo…determinarán LA VIVENCIA DE LA SEXUALIDAD y los actos asociados.

¿Sí? ¿Me sigues?

4. La ideología se define como un conjunto normativo de emociones, ideas y creencias colectivas que son compatibles entre sí y están especialmente referidas a la conducta social humana. (Lee dos veces, por fa)

5. La ideología nos indica que es correcto y que no lo es.

6. La ideología nos exige que las normas sean compatibles entre sí. Nos reclama coherencia. No se puede ser de izquierdas y de derechas o no se puede estar arriba y abajo.

7. No se puede ser de izquierdas, casarte, tener dos niños e irte a vivir a la Moraleja. No se puede ser de derechas y vivir en pecado, y menos en un barrio de pobres. #UNPOCODEHUMORPORFAVOR

Aquí empiezan las complicaciones. Sigo como cuando doy clase de educación sexual. Hacer educación sexual, no es hablar de condones o responder curiosidades, es hacer pensar y sentir. ¿Seguimos?

8. El modelo de izquierdas nos dice: Debes ser libre.

9. El modelo de derechas: Debes ser bueno/a.

Tiro de mi recurso favorito: las preguntas tontas.

10. Si sigo las normas de los que quieren liberarme ¿Seré libre? ¿Feliz?
11. Si sigo las normas de los que quieren salvarme ¿Seré bueno/a? ¿Feliz?

Para explicar los modelos enumeraré algunos titulares –son arquetipos, resumes, lugares comunes- :

12. EL MODELO DEBO SER BUENO/A: Es de derechas, antiguo, asociado al catolicismo y al machismo, a la pareja estable y al matrimonio, a reproducirse, anima a no cambiar demasiado de postura en la cama, hay pecado, es patriarcal, divide a las mujeres entre decentes e indecentes, es biologicista al afirmar que los niños tiene pene y las niñas vagina, “reprime”…

13. EL MODELO DEBO SER LIBRE o de izquierdas, se construye en reacción y oposición histórica al primero. Su objetivo es “liberarnos”. (Lee el párrafo anterior usando antónimos).

14. Ambos siguen siendo patrialcales, genital-céntricos, y hetero-centristas. (Este es otro tema y requiere de otro artículo).

15. Ambos modelos generan culpa cuando no sigues su doctrina. O eres una pecadora o guarra o eres una mojigata estrecha que no está liberada.

16. Esto son las ideologías ¿pero qué pasa con las personas?

17. Las personas sexualmente son sincréticas. ¿A qué apetece hacerse una camiseta qué diga: “Yo soy sincrético/a”?

18. El sincretismo es un intento de conciliar doctrinas distintas. Estas uniones no guardan una coherencia sustancial.

19. Esta falta de coherencia –en las personas- , también genera dolor y culpa, y por mi experiencia, genera más sufrimiento a las mujeres.

20. Soy de izquierdas, debo ser libre, pero deseo “X” y no debería.
21. Soy de derechas, debo ser buena, pero deseo “Y” y no debería.

Término con una idea que desarrollo de manera más extensa en algunas sesiones de terapia sexológica y en cursos de educación sexual:

22. La sexualidad es un valor que no está prohibido, ni permitido…es un valor que se cultiva.

Espero que estos 22 puntos hayan generado vapor de agua que suba al cielo, que hagan nubes… ¡Qué llueva!
¡Qué crezcan las flores!

Seas de izquierdas, de derechas o sincrético/a si te apetece conocer como trabajo desde un enfoque sexológico, pide una primera consulta gratuita.

¿Hablamos?

CITA GRATUITA

Un gran cambio siempre se inicia con un pequeño gesto.
The following two tabs change content below.
Soy Experto en Psicoterapia Breve. Licenciado en Psicología en la Universidad Complutense de Madrid y Master en Sexología por la Universidad de Alcalá. Estoy acreditado oficialmente como Psicólogo Experto en Coaching (PsEC)® Nº 69 Madrid. Hago Psicoterapia Breve Centrada en Soluciones en consulta privada, doy clases y escribo. Si quieres más información estaré encantado de atenderte.

Latest posts by Miguel Roa (see all)

Comparte: