Hoy en la agenda estaba escrito “Copia de seguridad”. Siempre que hago una copia aprovecho para hacer un poco de limpia y reorganizar las carpetas.
Me he encontrado con esta fotografía. Estoy dando un curso sobre prevención de drogas en la Facultad de Psicología de la Complutense en el año 2009, hace 10 años. Estoy en la universidad donde me licencié en 1998, hace 21 años.
Me acuerdo con especial cariño de las dos alumnas que aparecen conmigo y aprovecho para agradéceles que me dejen publicar su imagen.
Acto seguido me he acordado de Silvio Rodríguez. Lo escuchaba en casete pirata cuando yo era alumno… decía eso de:

y cómo pasa el tiempo…que de pronto son años.

He sentido algo raro, una mezcla de cosas. Una especie de vértigo lento.
Las mejores emociones son las que son una mezcla:

De tristeza y alegría.
De frustración y aceptación.
De nostalgia y desapego.
De “X” y de “Y”.

Las emociones extremas son las más inútiles por su falta de matices.
Sentir solo una cosa es como empapar de kétchup un huevo frito o un filete. Todo sabe a kétchup.

Lo pienso y lo pienso:

No hay nada más terrorífico que ver a alguien totalmente contento y adaptado.
No hay nada más aburrido que ver alguien incapaz de percibir un motivo por el que alegrarse.

Las emociones mezcladas son las más auténticas, las más humanas, y para mí las más hermosas porque son las únicas capaces de decirnos cosas.

Todas las emociones y sus mezclas son útiles. Decir lo contrario sería como decir a un pintor que le sobra en la paleta algún color. Nunca sobran. Los fríos y los cálidos, los más luminosos y los más oscuros.

Cuando trabajo con personas que me cuentan que están tristes, nerviosas, enfadadas…siempre suelo preguntar cosas parecidas a estas:

¿Y sólo sientes tristeza? ¿Sientes algo más?
¿Y qué crees que te dicen esas emociones? ¿Te están preguntando algo?
¿Tú crees que esa emoción está ahí para que hagas alguna cosa?

Las respuestas siempre son una mezcla la mar de interesantes.
En conclusión, los mejores libros, los mejores cuadros, las historias de vida más interesantes, son una mezcla agridulce.

Vivir es un amasijo. Relacionarse siempre es un enredo. El paso del tiempo es siempre motivo para festejar y para entristecerse. Una mezcla.

Espero que este artículo te haya despertado alguna emoción mezclada.

¿Hablamos?

 

PIDE CITA

Un gran cambio siempre se inicia con un pequeño gesto.
The following two tabs change content below.
Soy Experto en Psicoterapia Breve. Licenciado en Psicología en la Universidad Complutense de Madrid y Master en Sexología por la Universidad de Alcalá. Estoy acreditado oficialmente como Psicólogo Experto en Coaching (PsEC)® Nº 69 Madrid. Hago Psicoterapia Breve Centrada en Soluciones en consulta privada, doy clases y escribo. Si quieres más información estaré encantado de atenderte.
Comparte: